Escuchar a los árboles

En la última publicación  te contaba que sentía que es tiempo de soltar y de buscar la paz de conectar conmigo misma. La verdad, sigo sintiendo lo mismo. La necesidad de desprenderme de lo que no me está sirviendo ya, lo que no refleja quien soy en este momento.

Recientemente ha sido mi cumpleaños, y lo que he sentido, sobre todo en los días previos, me ha hecho conectar con una sensación de renovación, de renacimiento, muy fuerte. Mi ser, mi esencia más profunda, está queriendo mostrarse más que nunca, me está pidiendo escucha, cuidado, descanso. El ritmo de vida diario, de la madre, la emprendedora, no creas que me lo pone fácil. Requiere tomar decisiones, poner límites, aceptar las cosas como vienen a veces, fluir, dejar de luchar…

Y tú, ¿estás necesitando ponerle límite al ruido para escucharte de verdad?

Escuchar a los árboles

Hoy quiero hablarte también sobre los árboles. Es increíble cómo estos seres maravillosos son capaces de llamar mi atención y de conectarme con otras personas.

Hace unos días, llevé a uno de mis  paseos mágicos un aparato que permite escuchar el sonido generado por la circulación de la corriente bioeléctrica de las plantas. Lo había probado con plantas en maceta, pero aún no con grandes árboles. El equipo, tiene dos electrodos que pusimos en dos zonas del tronco de un árbol singular, que llaman el Plátano Padre, que tiene más de doscientos cincuenta años. Lo que escuchamos me emocionó.

En otras ocasiones, con otras plantas más pequeñas, el sonido que había escuchado era aparentemente más errático. En este caso, con el Plátano Padre, se notó desde nada más conectarlo, una pauta: comenzaban sonidos más graves, y poco a poco se iban haciendo progresivamente más agudos, hasta que llegaban a un máximo, y volvían de nuevo a bajar en la escala. Me recordó al ritmo de una respiración. Pudimos grabar una de estas “inhalaciones”, aquí te dejo un video cortito, para que lo disfrutes.

Es una manera novedosa de disfrutar con los árboles, el poder escuchar su música. Es una forma muy tangible de conectar con ellos, que seguramente podrá ayudar a percibirlos de otra manera, y a preparar a las personas para conexiones más sutiles, más profundas.

 

Reencuentro con la Gran Encina

Una parte de la celebración de mi cumpleaños consistió en un paseo por la Casa de Campo con una amiga a la que hacía muchos años que no veía. Fue una gozada reencontrarnos y compartir sueños.

En la caminata, quise también volver a encontrarme con una gran encina singular, que conocí hace un par de años en un taller de conexión con árboles. Me hacía mucha ilusión, porque viví un aprendizaje intenso bajo esa encina de más de doscientos años.

Cuando la encontré me costó reconocerla y me quedé en shock. Le falta una de las tres ramas principales, y en su lugar se aprecia un gran corte, además de varias zonas carcomidas en el tronco. La visión me dolió muchísimo, y me lamenté de no haber vuelto antes.

Pedí permiso para conectar con ella, y comencé a caminar a su alrededor, hasta encontrar el lugar adecuado para observarla con amor, a varios metros de ella. Noté que comenzaba a conectar profundamente, cuando mi cuerpo se estiró, se plantó, como diciendo “aquí estoy yo”, y fue entonces cuando reconocí a la Gran Encina, que años atrás me había animado a empoderarme y que me estaba poniendo a tono de nuevo. No es fácil poner en palabras las comunicaciones que recibo de los árboles, suceden muchas cosas al mismo tiempo, y en instantes.

Básicamente el mensaje de la Encina, hablaba de empoderamiento, del desapego, de seguir caminando, siempre hacia adelante.

En la vida, a menudo es necesario dejar atrás hasta lo que nos es más preciado y forma parte de nosotros. Tras ese desprendimiento, sin embargo, siempre permanece la esencia. La Encina me ayudó a recordarlo.

La Encina me regalo esta enseñanza y una pequeña bellota. Por mi parte correspondí con una canción y con mi agradecimiento.

¿Quieres que te cuente más historias de conexión con árboles?

O mejor aún, ¿quieres comenzar a experimentar tus propias conexiones? Escríbeme si quieres que te guíe o acompañe en un taller o sesión individual.

Feliz conexión y desapego otoñal,

Hasta la próxima!

Anael

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies