Paseos mágicos guiados


¡Descubre los paseos mágicos guiados!

Qué es un paseo mágico

Saborea la magia de caminar en la naturaleza y de perder la noción del tiempo entre árboles.

¡Siente la conexión con ellos! Puedes hacerlo apuntándote a mis paseos mágicos guiados.

Los paseos mágicos que facilito pueden ayudarte también a recuperarte de las jornadas agotadoras de trabajo. Y revolucionar tu vuelta, totalmente renovada e inspirada. No te preocupes del agobio emocional y del estrés nunca más. Una vez que descubres tu oasis de paz siempre tendrás ese lugar especial al que regresar.

Te lo digo por experiencia propia: hace tiempo que descubrí cómo pasear por los jardines me cambiaba el humor.
Tengo la suerte de vivir en un lugar con unos jardines históricos, muy especiales. Y de poder escaparme a pasear siempre que puedo. Muchas veces entraba triste, desanimada o quizá de mala uva. He comprobado una y otra vez que un paseo de más de media hora transforma completamente mi estado emocional, para bien.

Los jardines me han visto crecer, por fuera y por dentro.

Me han inspirado muchísimas veces, tanto que llegué a escribir un libro. Adivina cómo lo titulé…
Siiiií!

“Un Paseo Mágico: Claves para escuchar tu voz interior en la Naturaleza”

Creo que las posibilidades que ofrecen los jardines cercanos, los que tenemos en las ciudades, o los bosques, aunque se están empezando a descubrir, no son suficientemente conocidas.

Y creo que todos tenemos derecho a disfrutar de los beneficios. Y a sentir la experiencia de conexión que proporcionan. En Japón ya se prescriben los “baños de bosque” (shin rin-yoku). Y en nuestro país comienza a haber iniciativas que los promueven.

Estos últimos años he ido desarrollando mi propio estilo y metodología para guiar a grupos de personas para el disfrute y conexión, en mis paseos mágicos.

Aunque cada experiencia es única, ya que depende del lugar y de las personas que participan, en los paseos mágicos guiados hay algunos elementos comunes:

  • Suceden en lugares especiales, escogidos
  • Se disfruta de momentos de silencio y también de compartir con los participantes cuando se realiza en grupo
  • Suceden en un ambiente de seguridad y confianza
  • Se invita a abrir los sentidos y a abrirse a la relajación
  • Se dan pautas para encontrar el propio ritmo de respiración y facilitar la conexión
  • Pueden proponerse experiencias de descubrimiento en función de la interacción con el lugar y el grupo
  • Se cuida de mantener una actitud de amor y respeto en todo el proceso

¿Te apetece?


Solicita información aquí