Regalo de primavera

Hace un tiempo me regalaron una orquídea. Después de aquella floración la planta ha pasado varias temporadas sólo con las hojas y muchas raíces, eso sí. Un día de esta primavera me sorprendió primero un tallo con varias yemitas. Y pasados los días me volví a sorprender: esas yemitas se fueron hinchando y finalmente se han transformado en ¡tres magníficas flores! Mirando a cada una de ellas no dejo de maravillarme con sus rasgos…Gracias amigas.